Cómo pasar del amor a la infidelidad

El amor no surge de un día para otro, así como las infidelidades no se propician de la noche a la mañana, todo requiere su tiempo y una serie de acciones que nos traigan consecuencias, es decir, si la rutina, la falta de comunicación, carencia de pasión se van fomentando en una relación, lo más probable es que la misma se acabe o las tentaciones surjan en alguno, porque somos seres humanos, cargados de necesidades, deseos, debilidades y emociones que debemos cubrir y al faltar en una parte, sin pensarlo buscamos en otro lado.

Pasar del amor a la infidelidad puede ser fácil o difícil, todo depende de las relaciones de pareja, incluso cuando hay problemas de sexualidad, se puede llegar a cometer actos infieles, pues si no nos centramos en mantener momentos sexuales más duraderos cómo aconsejan en https://elvaso.cl/como-tener-un-sexo-mas-duradero/, podemos encontrarnos con una pareja insatisfecha que tiende a buscar placer fuera de casa, y esto afecta tanto a hombres cómo a mujeres.

Los valores y la construcción de la relación, pues muchos piensan que al estar casados no requieren de detalles, de esfuerzo, abandonando no solo los pilares fundamentales para tener una vida en pareja sana, sino que hasta ocurre un abandono propio de la persona, surgiendo distintas motivaciones por las cuales un hombre o una mujer puedan caer en la tentación física o emocional, ya que existen distintos tipos de traición que se someten a las necesidades y carencias de las personas.

Algunos motivos para cometer infidelidad

Los motivos para caer en la traición a la confianza de pareja dependen de las situaciones o malestares que presenten las personas, pero podemos mencionar algunas:

  • La pareja no sacia todas las necesidades: Tanto la mujer como el hombre pueden encontrar que su pareja no les brinda suficiente amor, tiempo o atención adecuada, sin embargo, otros miembros de la familia, trabajo y hasta amigos si la reciben. Esto suele ser un detonante para muchos que les cuesta expresar sus necesidades, llevándolos a las infidelidades, buscando la atención en otra persona.
  • Falta de amor: Puede ser una sensación falsa o puede estar sucediendo realmente, pero la persona infiel siente la falta de amor en la relación, puede percibir la carencia de intensidad sexual, romántica que una vez se tuvo en la relación. Hay personas que no saben diferenciar la transformación del amor en una relación de tiempo.
  • Inseguridades: Es muy fácil que las personas sientan inseguridades, por lo tanto, algunos pueden sentirse inferiores a la pareja, ya sea porque ganan menos dinero, lucen menos agraciados o sienten que son mayores. Esto suele motivar a las personas a las infidelidades ya que les sirve de prueba en el terreno amoroso, es decir, suben su autoestima al ver que otra persona está interesada en ella, se sienten deseables por lo tanto caen en la traición.
  • Aburrimiento: En este aspecto la rutina y la monotonía pueden ser cruciales, puede que una relación este en buen camino, pero en ocasiones el infiel quiere probar cosas nuevas y especiales, por eso siente la emoción de tener una relación clandestina y que le sume emoción a su vida.
  • Por venganza: Esto se presenta porque la persona engañada desea tomar represalias por el comportamiento de traición de su pareja, ya sea porque sospeche de una infidelidad o porque haya ocurrido en el pasado, la persona se lanza a ser infiel como venganza.
  • Monogamia poco aceptada: Hay personas que disfrutan de su soltería porque les permite tener encuentros con otros y sin ataduras. Sucede que hay sujetos que se ven obligados a tomar un compromiso o toman esa decisión y a la larga sienten que no están hechos para una sola persona, cayendo en las infidelidades y retomando a sus momentos alejados de los compromisos.

¿Y cómo pasar de amar a ser infiel?

Con los distintos motivos para caer en la infidelidad, podemos ver que pasar del amor a la infidelidad es un paso, en especial cuando sabemos que algo no anda bien y no hacemos nada para solventarlo. En este sentido juegan los roles ambos en la relación, es decir, el sujeto que se siente tentado a la traición encontrara todos los argumentos para hacerlo, mientras que la persona engañada debe observar e intentar que se hable sobre los problemas.

Cuando hay falta de comunicación cualquier situación incómoda que estén atravesando puede ser un detonante para la infidelidad, así exista amor, porque como pudimos ver en la parte anterior, no solo la falta de amor puede llevar a una pareja a caer en otros brazos, hay situaciones, rutinas y demás que, si no se afrontan oportunamente, hará que cualquiera de las partes encuentre solución en otra persona.

El mejor consejo para mantener el amor y no caer en las infidelidades es proteger una comunicación constante y aceptar que las relaciones pasan por distintas etapas y que hay que manejarlas en pareja. Si ambos sienten que como pareja no están fluyendo lo mejor es dar por terminado su tiempo juntos antes de caer en las redes del engaño, donde las situaciones terminan siendo más dolorosas para ambas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *